Actualizado hace: 7 horas 23 minutos
Lo peor de lo peor
Por: Freddy Solórzano

Martes 15 Mayo 2018 | 11:00

El señor K vuelve a la política como un Mesías, dando lecciones de lo que tuvo que haberse hecho y no se hizo. Quien no lo conoce diría que es un iluminado.
En las entrevistas y en sus redes sociales es la representación de la honestidad. Repite frases gastadas: “Tengo las manos limpias en mi paso por la función pública”, “he vuelto a la política porque me lo ha pedido el pueblo” y “no me interesa el poder, sino servir”. Qué discurso más aburrido. Yo, que lo conozco, sé que todo es mentira. Es el tipo de político que representa lo peor de la política, pero tengo una mala noticia que darles, bueno, ustedes lo deben saber, no es la excepción de la regla. Miro para otro lado y allí está la señora Z, tan pulcra ella. Pasa de un gobierno a otro sin sonrojarse. Al diablo la ideología, lo importante es lucrar y venderse al mejor postor. Y también está el señor Y, que es un alma de Dios, así se vende él. Es un lobo vestido de oveja. Las próximas elecciones las ganará; lo cree sin dudar. Lleva varios años trabajando su imagen y su nombre. Una fotito aquí, otra allá con los pobres. Son lo peor de lo peor los tres. Entre esos políticos y yo hay algo personal.