Actualizado hace: 7 horas 6 minutos
No sé qué es más triste
Por: Gabriel Pazmiño

Domingo 11 Marzo 2018 | 11:00

 El Municipio de Manta ha recibido más de medio millón de dólares en dos meses por la nueva tasa de aseo, y pese a eso aún no cancela ninguno de los 10 meses de sueldos que deben a 187 obreros dedicados al barrido y recolección de basura. En septiembre del año pasado el municipio subió a más del 200% esa tasa justificando que con mayor dinero podían cubrir esa deuda. Pero eso no ha ocurrido, pese a que en pocos días recibirán una tercera transferencia económica. Mientras tanto, los obreros caminan a los 11 meses impagos. Tengo dos dudas: ¿Soportaría el concejo no cobrar sus salarios durante 11 meses? ¿No los conmueve la necesidad de esos obreros que tienen familias? Justifican que no pueden pagarles hasta que el IESS no entregue un documento para enrolar a los 187 obreros al cabildo, pero es ilógico porque la deuda no inició este año, sino desde 2016. No sé qué es más triste: ver a 187 obreros sin cobrar 10 meses de sueldo, o tener a un concejo indiferente ante una necesidad.