Actualizado hace: 5 horas 7 minutos
Amor sin condiciones
Por: Nancy Vélez

Lunes 12 Febrero 2018 | 11:00

Por amor, el escritor Edgar Allan Poe se convirtió en alcohólico, y la poeta Dolores Veintimilla de Galindo se suicidó. Diego Rivera y Frida Kahlo conjugaron el amor y el odio. Julieta se envenenó al creer que su Romeo estaba muerto. Narciso, incapaz de amar a otros, se amaba a sí mismo hasta que se ahogó atraído y ciego por su propia imagen reflejada en el agua.
El amor es uno de esos sentimientos que a veces no tienen respuesta y otras veces lo saben todo. 
El amor eleva, y a veces hace tocar fondo. Así como puede darnos lucidez, también enloquecernos; así como nos hace avanzar, nos lleva al retroceso. El amor ha inspirado las más grandes obras de la historia y ha sido el detonante de grandes guerras.
“Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”, señala un versículo de la Biblia. Pero el amor también lo acelera todo, lo juzga, lo duda, lo reprueba. El amor mueve al mundo, pero en otras lo ha detenido para quienes pierden el rumbo. El amor es  la cosa más bella de todas, porque el amor es acción.