Actualizado hace: 8 minutos
Jaramijó-Manta
Joven habría sido secuestrada y violada en un motel

Un motel fue clausurado porque en una de sus habitaciones violaron a una mujer de 18 años de edad.

Miércoles 03 Enero 2018 | 11:00

El fiscal César Suárez Pilay informó que la víctima fue secuestrada en la ciudadela La Pradera, de Manta, y luego abusada por dos hombres.

Este hecho se registró el lunes al mediodía, cuando la víctima se dirigía a trabajar a un centro comercial.
El funcionario manifestó que la mujer tomó un taxi ejecutivo, y más adelante el chofer estacionó el carro, permitiendo subir a un hombre armado. 
Bajo amenazas la llevaron al motel, ubicado en la vía Manta-Jaramijó, donde la violaron, reveló Suárez.
Después la subieron de nuevo al vehículo y la dejaron abandonada en los alrededores del colegio Manta. 
La víctima se dirigió a su trabajo y contó a sus compañeros lo que le pasó; luego llamó a la Policía para denunciar. 

Allanamiento. Ayer hicieron un allanamiento en las instalaciones del motel; allí los agentes de la Unidad de Criminalística tomaron fotografías de la habitación donde se produjo la violación y se llevaron las grabaciones de las cámaras de seguridad, donde aparentemente se observa el ingreso del taxi.
El fiscal agregó que la víctima fue sometida a una pericia ginecológica, cuyo informe establece que la agresión sexual había sido violenta. Suárez sostuvo que aún no hay detenidos, pero la investigación se maneja como secuestro con violación forzada. 
Debido a que el motel presentaba problemas de insalubridad, el fiscal pidió a la Comisaría de Policía hacer una inspección para analizar su clausura. “En algunas habitaciones había presencia de bastantes moscas”, afirmó.
La comisaria de Policía, Raquel Unamuno, informó que el motel permanecerá cerrado hasta esclarecer la investigación del abuso sexual. 
En menos de 15 días se han registrado dos abusos sexuales en Jaramijó. El primero ocurrió dentro de un karaoke, donde aparentemente violaron a una adolescente que había sido contratada para un show de stripper.
Incluso un comisario fue cesado de sus funciones por no cerrar el centro de diversión tras el hecho, informó el intendente de Policía, Julio Bermúdez. 
Las investigaciones de la Policía determinan que la adolescente tenía 17 años y había sido reclutada por una red para trabajar como  prostituta. 
El 2017 cerró con más de 300 denuncias por abusos en Manta y Jaramijó.