Actualizado hace: 13 horas 34 minutos
Hombre de 53 años murió en un incendio en Santo Domingo de los Tsáchilas

Mercedes Cedeño dice que hubiera preferido morir con su esposo en los brazos antes que vivir con el dolor que hoy la atormenta.

Miércoles 04 Diciembre 2019 | 11:47

La mujer es la conviviente de Jesús Espíritu Acosta (53), quien murió calcinado en un incendio que consumió dos viviendas.

La tragedia se registró la noche del lunes, aproximadamente a las 19h00, en el recinto La Polvadera, ubicada a 11 kilómetros de la parroquia Puerto Limón, en Santo Domingo de los Tsáchilas
La señora cuenta que al momento del incendio ella no estaba con su esposo porque había ido a visitar a uno de sus hijos de un anterior compromiso, que vive en La Concordia. Su vástago estaba enfermo y Jesús le pidió que fuera a acompañarlo.
Ella se enteró de que el hombre con el que compartió 37 años de su vida había muerto cuando estaba de regreso a su casa, a la altura de la entrada a la parroquia Valle Hermoso.
Allí se bajó del bus y cogió un taxi con la ilusión de que la noticia que le habían dado a través del teléfono fuera mentira. Sin embargo, cuando llegó al recinto  encontró el vehículo de la morgue y una caravana de carros de la Policía Nacional y motobombas del Cuerpo de Bomberos.
Cuando arribó a su casa, halló todas sus pertenencias reducidas a cenizas y sus vecinos le confirmaron la fatídica noticia: se había quedado viuda.
“No quedó nada, solo una montonera de los tanques de gas, cocina, nevera, ollas, colchones. Todo se achicharró”, expresa apenada.
Ella y Jesús no procrearon hijos en común.
Ambos compartían las labores del campo y trabajaban las cuatro hectáreas de su propiedad en la que tenían sembrado cacao.
“Si hubiéramos estado los dos, los dos estaríamos muertos”, dice Mercedes entre lágrimas.