Actualizado hace: 10 horas 59 minutos
La verdad es lo primero
Por: PADRE LUIS GONZAGA

Lunes 16 Septiembre 2019 | 11:00

 Hace poco dialogaba con una señora que me planteó un problema. 

El hijo estaba mal en el colegio y ella no le había dicho nada al esposo. Fue, habló, mejor dicho negoció, con los profesores que le enviaron trabajos y tomaron nuevas pruebas para que el estudiante mejorara la nota. Sin embargo, el alumno volvió a recaer en las mismas malas prácticas y la señora me preguntaba si sería conveniente contarle al marido o no decir nada.  
A esto se añade a que de pronto el papá pudiera castigar al hijo, cosa que no iba a ayudar a la unidad familiar. 
¿Debía o no debía decírselo?
La respuesta se la dejo a usted amable lector, pero el día en que se casan, varón y mujer, prometen “Y voy a serte fiel todos los días hasta que la muerte nos separe”. 
Mentir y seguir solapando las conductas de alguien que necesita corrección ¿es ser fiel? 
La señora en cuestión me dijo también: “sabe que mi mamá me solapó la vagancia y cuando yo estaba mal siempre le gritaba que ella tenía la culpa de mis malas notas”.