Actualizado hace: 2 horas 47 minutos
Santo Domingo
Niños estudian en el hospital

Apesar de estar enfermo Juan Daniel se muestra optimista. Entra sonriente al aula de clases, toma los lápices y empieza a colorear una hoja con dibujos.

Miércoles 15 Mayo 2019 | 11:00

 El aula en la que estudia el niño está ubicada en el segundo piso del hospital general Santo Domingo.

Él está internado desde esta semana en la casa de salud. Su madre Laidy Vélez dice que su estadía se prolongará 15 días más. 
Juan Daniel es uno de los ocho menores que durante este mes iniciaron clases en el aula hospitalaria del nosocomio. 
 
No pierden clases. Isabel Baque, directora hospitalaria, señala que esta iniciativa nació hace cuatro años y se desarrolla en conjunto con el Ministerio de Educación. 
“El objetivo es dar continuidad al ciclo educativo de los menores que permanecen internados”, indicó.
En lo que va del mes, ocho pequeños han acudido hasta el aula y se han puesto al día en las materias que sus compañeros aprenden en las aulas de clases tradicionales.
Si este programa no existiera, los enfermos no tendrían la posibilidad de continuar sus estudios e ir a la par con los demás.
La encargada de la enseñanza, quien también es psicóloga, debe hacer el primer día un análisis psicológico del paciente. 
Luego se contacta con los directivos del plantel al que asiste regularmente el estudiante para que el docente le dé a conocer qué temas están tratando sus compañeros.
 
Una hora diaria. En esta “escuela” no hay uniformes. Los pacientes suelen ir en pijama y algunos llevan consigo un suero. Los beneficiarios son menores de entre tres y 17 años. 
El tiempo que permanecen estudiando es una hora diaria.
En el momento en que el estudiante mejora de salud, este se incorpora a las aulas regulares para continuar sus estudios, y evita así la deserción escolar.
Las progenitoras que acompañan a sus pequeños señalan que el aula hospitalaria es también una terapia. “Solo alguien que sea madre sabe lo complicado que es entretener a un niño que está enfermo en un hospital”, dice Laidy.
Ella está confiada de que a su hijo no se le van a olvidar las sumas y las restas mientras batalle contra su enfermedad. 
La madre de Juan Daniel espera con ansias que la salud de su hijo mejore para poder volver a casa y él a la escuela.