Actualizado hace: 3 minutos
Santo Domingo
Hombre muere al sufrir un accidente de tránsito

Uno de los sueños de Kevin Tutasig, de 21 años, era estudiar Gastronomía para convertirse en un gran chef; sin embargo, el destino le jugó una mala pasada.

Lunes 15 Abril 2019 | 11:00

En el sector del redondel Sueño de Bolívar, en Santo Domingo, lloran la muerte de Kevin, quien la madrugada del sábado sufrió un accidente de tránsito cuando viajaba en una moto con su amigo Diego Zapata (19), también fallecido. 

El siniestro ocurrió en la avenida Los Colonos, detrás de la terminal terrestre.
Las primeras investigaciones indican que los chicos hicieron una maniobra de adelantamiento y rozaron con una camioneta que iba en el mismo sentido (hacia el Sueño de Bolívar). Los motorizados cayeron al carril contrario y fueron impactados por otra camioneta.
El conductor del mencionado vehículo fue detenido, pero luego de la audiencia de flagrancia fue puesto en libertad. 
Mientras tanto los restos de Kevin son velados en casa de sus abuelos, ubicada en el sector del redondel Sueño de Bolívar, hasta donde ayer en la mañana llegaron amigos y su novia Tania, con quien tenía seis meses de relación y planeaban ingresar juntos a la universidad. 
Hugo Tutasig, tío de la víctima, indicó que la mamá de Kevin vive en España y que hoy en la mañana tenía previsto arribar al país para acudir al sepelio de su único hijo, el cual se realizará en el cementerio La Luz, en el kilómetro 13 de la vía a Quevedo.  
 
Retorno doloroso. Hace un mes que Janeth Tutasig, quien era madre y padre para Kevin, estuvo en Santo Domingo.
“Pasó tres meses aquí con su hijo y la familia, vino a su graduación. Ahora le tocó volver por esta tragedia”, indicaron sus allegados.    
Amigos de las víctimas indicaron que la noche del viernes Kevin y Diego celebraron el cumpleaños de este último.  
La ocasión también fue aprovechada por Diego para despedirse de sus amigos, pues en un par de semanas tenía pensado viajar a Riobamba para estudiar la universidad.
Su sueño era ser psicólogo clínico. 
“Diego era muy talentoso, estudió en un conservatorio de música y daba clases en una academia musical, también era catequista”, informaron sus allegados.
La noche antes de fallecer, Diego estuvo con sus padres y hermanos en un velatorio. 
Luego llegó a su casa, ubicada en Los Rosales, de donde volvió a salir con sus hermanos con la intención de celebrar su cumpleaños y su despedida. A la reunión también se unieron varios amigos, entre ellos Kevin, con quien la madrugada del sábado se accidentó.