Actualizado hace: 23 minutos
La historia que me dejó colgada
Por: Yuliana Marcillo

Viernes 12 Abril 2019 | 11:00

 Hace unos meses me vi una serie de cuatro parejas que después de muchos años intentaban retomar la relación. Durante todo ese proceso las cámaras los perseguían durante las 24 horas del día. Mi morbo sobre las relaciones truncadas y que esperan una segunda oportunidad (con altas esperanzas de esta vez sea para siempre) me hizo continuar el hilo hasta el final. Una de esas historias me hizo erizar: era la de una pareja cincuentona que había coincidido en unas vacaciones donde hubo sexo, pasión, amor, química, pero que al final cada uno siguió con su vida. Se casaron, tuvieron hijos, y luego de 30 años volvieron a encontrarse. El sexo fue el mismo y la química se mantenía intacta. Me quedé colgada de esa historia, de ese amor que se daba por perdido, de las noches que se pensaron el uno al otro, con la nostalgia del que renuncia y no arriesga. Al final de la serie se casaron y yo moqueaba por todos los años que no estuvieron juntos. Las líneas del tiempo y sus sorpresas hacen que la vida por ratos se convierta en un acto fácil.