Actualizado hace: 3 minutos
Los inocentes
Por: PADRE LUIS GONZAGA

Lunes 01 Abril 2019 | 04:00

 No, no me refiero a los santos inocentes que se celebran en diciembre o a aquellas personas a la cuales les jugamos bromas pesadas. Me refiero a usted o a mí.

Los que creemos que por ser adultos ya no somos inocentes, porque el pecado nos ha manchado. Se ha vuelto costumbre creer que sólo los niños son inocentes porque aún no han visto las cosas feas o los pecados, las fallas de esta vida, pero no es cierto.

Acepto que cuando venimos a este mundo no tenemos la malicia de un adulto, también es cierto que los errores y fallas nos hacen sentir “manchados”; sin embargo, por la fe sabemos que, como dice san Pablo, si por Adán entró el pecado en el mundo, por Cristo hemos sido liberados de él. 
Esta liberación se da en el bautismo, por eso al bautizado se le pone una vestidura blanca símbolo de su limpieza, inocencia, espiritual. Pero ¿y si el pecado nos ensucia otra vez? ¿Qué hacer entonces? Un santo dijo que el que se confiesa es como el que se bautiza, queda otra vez limpio.