Actualizado hace: 13 horas 27 minutos
Santo Domingo
27 motos más han sido robadas

De la calle Cocaniguas y avenida Quito se sustrajeron una motocicleta la tarde del viernes. Su propietario la había dejado en la zona para ingresar a su local de trabajo.

Domingo 10 Febrero 2019 | 11:00

La víctima explicó a la Policía que allí llegó a las 13h25 y 15 minutos después ya no estaba. 
Aunque se realizó un patrullaje por la zona, no hubo resultados positivos.
William Posso, jefe policial, informó que los casos de este delito aumentó este año con relación a enero del 2018. 
El mes pasado hubo 53 denuncias; en enero del año pasado fueron 26. “No se trata de la existencia de bandas organizadas que se estén dedicando al cometimiento de este delito, sino que los delincuentes aprovechan la oportunidad”, precisó el oficial.
Los sectores con mayor incidencia son las calles Babahoyo, Portoviejo, Río Puyo, Guayaquil, Ambato, Latacunga, Azoguez, Loja. 
 
Recomendaciones. Posso señala que la Policía hace visitas de puerta a puerta y se recomienda que no dejen estos vehículos estacionados en los exteriores. También sugiere que se tomen otras medidas como el uso de dispositivos de seguridad. 
“Hay que recalcar que realizamos los patrullajes por nuestros sectores de responsabilidad y los delincuentes aprovechan para actuar después de que hemos pasado, por eso decimos que son oportunistas”, enfatiza. 
El oficial recalca que manejan la hipótesis de que las motos sustraídas en la ciudad son vendidas en las zonas rurales a bajos precios y “hay compradores que no son de buena fe y adquieren cosas robadas”. 
“Vamos a reforzar los operativos en las zonas rurales. Solicitaremos la documentación y en caso de que los vehículos tengan inconsistencias se harán las retenciones y los conductores serán aprehendidos”, añade. 
 
Una Campaña. La semana anterior la Policía emprendió la campaña “Candado Seguro”, cuyo objetivo es la disminución del robo de motos en la provincia.
Robin Contreras, jefe del circuito Bombolí, explicó que están socializando la campaña, que consiste en que si ven motos estacionadas en lugares no seguros buscan a sus propietarios y si no los encuentran proceden a colocar un candado en la catalina de la motocicleta, además un sticker en donde se detalla el número de teléfono convencional de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) para que pueda solicitar información para el retiro del seguro. 
Además recomienda aumentar las seguridades físicas, encargar el vehículo a un vigilante, utilizar parqueaderos privados, estacionar en un lugar visible y alumbrado.