Actualizado hace: 12 minutos
Los trofeos
Por: PADRE LUIS GONZAGA

Lunes 15 Octubre 2018 | 11:00

 ¿A quién no le gustan los premios o los trofeos? 

El trofeo es un signo visible de nuestro esfuerzo, de nuestra perseverancia por conseguir algo.
Sin embargo, a veces llamamos trofeo a lo que no lo es. Recuerdo a una muchacha que estaba feliz porque el enamorado, que había estado saliendo con varias chicas, finalmente la había escogido a ella como “la novia oficial”. Ella se veía feliz por haberles ¿ganado? a las  otras. En un divorcio, el “trofeo” muchas veces son los hijos. El que se queda con ellos se ve como “vencedor” de la disputa. Una canción dice que luego del divorcio se divide todo a la mitad, media nevera, media cama, medio televisor y para no dividir al perro se lo van a jugar al “cara o sello”. San Pablo, hace un símil entre los atletas y el cristiano “ellos corren por una corona (de laurel) que se marchita, en cambio nosotros luchamos por un premio que no se marchita”. El Señor Jesús dijo que “allí donde está tu tesoro, allí está tu corazón” ¿Cuál es tu tesoro? ¿En qué cosas has puesto tus ojos y tu corazón?