Actualizado hace: 13 minutos
Los niños y las familias
Por: Carlos García

Viernes 17 Agosto 2018 | 11:00

 No todos los niños son un desastre ni todos los profesores son malos. Hay de todo. A los niños se los debe corregir en casa, y a los profesores que los corrija la escuela. 

Es importante que como padres tratemos de que nuestros hijos tengan un buen ejemplo en casa. Allí comienza la educación. No podemos dejar todo en manos de los profesores. Escucho a padres molestos que reclaman que un profesor está fallando, que no se hace respetar, que los niños no obedecen, etc.
Pero ¿qué estamos haciendo los padres para evitar que ese error no siga creciendo, para que los niños respeten al maestro y para que la escuela tome correctivos? Los niños son niños, y deben crecer en medio de amor infinito del hogar, pero también apegados a deberes y derechos que tienen, con normas y reglas claras. 
No es posible que un padre le enseñe a su hijo de siete o nueve años a no respetar u obedecer al profesor, a ser violento si lo corrigen. Desde casa se educa al niño y los padres estamos obligados a corregir, no a engreír ni aplaudir malacrianzas.