Actualizado hace: 1 hora 31 minutos
Mentiras de alto nivel
Por: Nancy Vélez

Domingo 05 Agosto 2018 | 11:00

 La persona mentirosa es como la araña, no porque este animal sea malo, sino por la forma en que va tejiendo una mentira tras otra para proteger la “gran mentira”. Comparo también a la persona mentirosa con la serpiente, cuando se ve descubierta es capaz de atacar o tratar de huir por arriba, por abajo o por en medio, por diferentes lugares con tal de salir invicta. La persona mentirosa es como el veneno, una vez que ha estado en contacto con él puede ir afectando lo que toca.

El mentiroso es capaz de convencerse de su propia mentira, de llorar, de armar un circo, de hacerse la víctima. Hasta él se cree su farsa, solo así puede salir a flote. La persona que miente es una adicta a la falsedad, a la hipocresía. Es capaz de fingir bondad, amistad, amor. Es capaz de mentir por placer, para sentirse superior, para aumentar su ego, no quiere que nadie brille, la luz de los otros les afecta. Lidiar con un mentiroso no es fácil, sobre todo porque puede tratarse de un trastorno psicológico, una patología que necesita ser tratada con profesionales.