Actualizado hace: 4 horas 7 minutos
Le voy a ninguno
Por: Yuliana Marcillo

Domingo 24 Junio 2018 | 11:00

 Cuando me preguntan de qué equipo soy, no sé qué decir. Me sumerjo en mis pensamientos y termino sonriendo, estupefacta, porque el que pregunta se lo toma muy en serio. ¿Se dan cuenta de que está como establecido, normalizado, dado por hecho, que todos debemos pertenecer a un color? Tengo un recuerdo hermoso: yo en los hombros de mi padre entrando a un estadio para ver jugar al Emelec. Sé que estaba ahí, arriba, disfrutando del paseo, pero de pasión futbolera nada, era muy niña. Ok, pero ahora de grande tampoco nada. El fútbol no me emociona ni un pelo. Tengo amigos que madrugan para ver los partidos del Mundial; que han contratado televisión por cable, o que se hacen los enfermos para faltar al trabajo en partidos importantes. En el 2010 DirecTV triplicó sus ganancias. ¡Los hacemos millonarios! En esta operadora, los deportes llevan la bandera con un 74 por ciento de audiencia. ¡Es increíble! No sé si me he perdido de algo que realmente valga la pena, en todo caso, aquí me tienen, hablando de fútbol.