Actualizado hace: 9 horas 23 minutos
Santo Domingo
las costumbres de la casa

Martes 30 Enero 2018 | 11:00

 Después de las entrevistas y de haber tomado las fotos me ubiqué en una esquina, bajo una carpa improvisada por una señora que vende frutas cítricas y dulces, a una cuadra de la única escuela del sector donde se respira más polvo que esperanzas.

La calle principal es ancha, concurrida, pero de lastre, las aguas sucias corren por los costados.
Ya era mediodía, hora de almuerzo, y antes de salir del barrio en la vivienda esquinera escuché una frase que fue coreada por unos cuatro o cinco hombres: Gracias Dios.
Enseguida oía los platos y las cucharas.
Me acordé de mi infancia, cuando la oración no faltaba en casa, nuestra madre siempre nos inculcaba.
En aquella familia las costumbres sembradas han dado frutos.
No importa la condición social o económica, son nuestros principios los que quedan y hablan por nosotros. 
Como muchos afirman, nuestra primera escuela es la casa, donde los padres son los maestros.