Actualizado hace: 7 minutos
Rebecca Hall se arrepiente de rodar con Woody Allen y donará su salario al fondo "Time is Up"

La actriz británica Rebecca Hall ha decidido donar el salario recibido por su participación en "A Rainy Day in New York", el próximo filme de Woody Allen, al fondo de defensa legal "Time is Up", movimiento contra el acoso sexual creado por centenares de actrices y productoras de Hollywood.

Sábado 13 Enero 2018 | 16:57

En esa cinta, Hall comparte escenas con actores como Jude Law, Elle Fanning o Timothée Chalamet, que recibió numerosas críticas en las redes sociales por lucir un pin de esa iniciativa en los Globos de Oro tras haber trabajado con el cineasta neoyorquino.

Dylan Farrow, hija de Woody Allen y Mia Fallow, ha acusado al realizador de haberla abusado sexualmente cuando era niña.
"Mis acciones han hecho sentirse a otra mujer silenciada y ninguneada. Lo siento profundamente. Lamento mucho esta decisión y no la repetiría a día de hoy", apuntó Hall.
"Es un gesto pequeño y la intención ni siquiera se acerca a lo que sería una compensación pero he donado mi sueldo a @timesup", escribió la intérprete en su perfil oficial de Instagram.
"He firmado con el grupo, continuaré donando y quiero seguir trabajando con ellos y siendo parte de este movimiento positivo hacia el cambio no solo en Hollywood sino, espero, en todas partes", añadió.
Según el escrito de la artista en Instagram, únicamente trabajó en el proyecto de Allen durante un solo día.
Hall dijo que había cerrado su participación en la cinta siente meses antes de conocerse las primeras denuncias por acoso sexual contra el productor Harvey Weinstein, lo que destapó una tormenta de testimonios similares en la industria.
La intérprete dijo que siempre estará "agradecida" a Allen por haberle dado uno de sus primeros papeles relevantes como actriz, en la cinta "Vicky Christina Barcelona".
El fondo de defensa legal "Time's Up" ("Se acabó el tiempo") suma más de 15 millones de dólares en donaciones y busca ayudar a mujeres con salarios bajos a protegerse de las consecuencias que puede tener denunciar los abusos sexuales. EFE