Actualizado hace: 3 horas 19 minutos
Santo Domingo
Medidores no marcaban

Agentes de Criminalística se llevaron consigo dos pedazos de manguera desde la urbanización Los Rosales.

Sábado 13 Enero 2018 | 11:00

 Esa era la prueba de un delito flagrante, dijeron.

Ayer los uniformados llegaron hasta una de las viviendas ubicadas en las calles Carlos Andrade Marín y Theo Constante, en la tercera etapa de Los Rosales, para acompañar a funcionarios de la Fiscalía y de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Epmapa).
En la vereda del inmueble, los técnicos de agua potable cavaron junto al medidor y encontraron lo que sospechaban: habían instalado una manguera antes del contador. 
La derivación impedía que el aparato registre el agua que se consumía en la casa, por lo que los dueños del domicilio no registraban consumos en los últimos meses, señaló David Zapata, de la Unidad de Gestión de Servicios de Epmapa.

La sospecha. Lourdes Soliz, subgerente del área jurídica de la entidad de agua, también estuvo presente.
Señaló que la empresa maneja un programa de micromedición en el que se puede evidenciar el consumo.
“Estas viviendas no registraban consumos, lo que nos llamó la atención, teniendo en cuenta que las casas estaban habitadas y que el servicio de agua en el sector es constante”, afirmó.
Según el departamento de Comunicación de la Epmapa, el operativo incluyó siete verificaciones en las que se hallaron tres alteraciones: dos baipases y una derivación antes del medidor, cuyos representantes serán notificados por la vía legal.
El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece en el artículo 188 que la persona que altere los sistemas de control o aparatos contadores de servicios básicos será sancionada con una pena privativa de seis meses a dos años.
Las sanciones van desde el 50 % de un salario básico (193 dólares), más la suspensión del servicio hasta el pago de la deuda.
Los funcionarios de la empresa de agua señalaron que los operativos continuarán.