Actualizado hace: 11 horas 26 minutos
La pasión dormida
Por: Yuliana Marcillo

Viernes 12 Enero 2018 | 11:00

 Hace unas semanas participé de un conversatorio sobre crónica periodística junto con un grupo de escritoras ecuatorianas. Decidimos llevarlo a cabo en el auditorio de una facultad de Comunicación por el vínculo, porque ahí se anidan los futuros periodistas. La joya del evento fue la guayaquileña María Fernanda Ampuero, todo un referente en el periodismo: en el 2012 fue seleccionada como una de los cien latinos más influyentes en España. Yo esperaba ver esa sala llena, no solo de estudiantes, sino también de los profesionales que actualmente ejercen. Ninguno de ellos estaba. La sala nos quedó grande o quizás la pasión se les durmió. Menos de 15 asistentes, algunos obligados, en un evento que pudo llenar el auditorio, por curiosidad, por propia necesidad de aprender, de escuchar, de crecer. Me pregunto si esos chicos salen a las calles, si huelen el miedo, la necesidad, si sienten la felicidad, la tristeza o el odio que hay en cada historia. Nuestras calles están llenas de historias, pero no hay manos que las cuenten.